Velocidad y tocino
Freedom for Cachuli
30 mayo 2006
eBay
Más o menos, todo el mundo conoce eBay. Se trata de uno de los sitios más míticos de compra-venta on-line, realizando transacciones entre usuarios de objetos nuevos o de segunda mano. El sistema es bien sencillo, simplemente se subastan los bienes y el ofertante va recibiendo ofertas de gente interesada en sus productos.

Gracias a la genial idea de Pierre Omydiar, que consistía en introducir un sistema de subastas en su página web personal para poder contactar con otros coleccionistas de figuras como él, la empresa ha ido evolucionando hasta cotizar en el índice Nasdaq y comprar a otros gigantes como Skype o PayPal.

El caso es que leí en Microsiervos hace ya tiempo, que casi medio millón de personas viven de eBay, es decir, que todos sus ingresos provienen de lo que subastan en internet. En Europa hay 170000 personas que viven de eBay, y 4600 españoles obtienen sus ingresos de las subastas.

Las ventajas son claras: pequeñas y medianas empresas acceden a un mercado global de más de 150 países ahorrándose todo tipo de impuestos, trámites burocráticos, gastos de intermediarios, logística... Pero para que un usuario normal pueda obtener beneficios de eBay, debe ganarse la confianza del resto de compradores, mediante un sistema de "niveles de credibilidad", lo cual lleva tiempo, y según algunos usuarios, no termina de cuajar en el mercado europeo (sí en EEUU).

Hay dos tipos de personas que viven de eBay. En primer lugar, los que crean su producto, como pintores, escultores, artesanos... ellos lo crean, lo venden y no rinden cuentas a nadie. El otro grupo, son los usuarios que compran productos (en el mundo real o por internet), y los venden por eBay. Para ello deben ser productos de gran demanda, baratos y fáciles de almacenar. Buscando un poco por ahí, leí en Estamosdeacuerdo.net la dirección de una empresa-directorio global de compras, que pone en contacto directamente con productores chinos de todo tipo de productos a muy bajo coste: se trata de Alibaba. Incluso, tienen lotes especiales para su venta en internet, especialmente cacharritos electrónicos.

Vivir siendo tu propio jefe a veces simplemente es cuestión de iniciativa ;-)