Velocidad y tocino
Freedom for Cachuli
29 julio 2006
Café del Mar

Si me dieran la oportunidad de disfrutar del último atardecer de mi vida, probablemente me iría a San Antonio, en Ibiza, donde se encuentra Café del Mar. Es un lugar de culto a las puestas de sol, donde se las trata de poner música, un espectáculo realmente increíble, que da como resultado una de las, para mi gusto, músicas más maravillosas creadas por el hombre.

Se trata de una construcción mediterránea atemporal del arquitecto Luis Güell, que abrió sus puertas en 1980 como referente de la cultura ibicenca más chill. Era una nueva forma de ocio, en la que te puedes tomar una copa o un café contemplando la puesta de sol más famosa de Europa. Empezaron a pasar por el lugar artistas y tipos bohemios que le dieron un poco más de carisma al café. Gente como Jon Anderson (Yes), Mike Oldfield y Frank Zappa se encontraban entre sus habituales, y cada vez era más un lujo que ofrecieran a algún músico la oportunidad de pinchar en Cafe del Mar.

Desde 1994, se empezó a editar una colección de discos con la música que sonaba en Café del Mar, con José Padilla como DJ residente en aquel momento. En 1999 se creó la discográfica Café del Mar Music y poco a poco se han ido sacando nuevas líneas de sonidos gracias a compositores involucrados con Café del Mar, como por ejemplo la aventura Chill House, que está inspirada en la música after-sunset que se oye en el café.

Café del Mar, un paraíso en la tierra que espero visitar.